Le personnage : Claude François aka Cloclo (lo que no sabías de)

La historia de la música popular francesa está construida sobre la base de increíbles personajes.

Entre ellos, destaca Claude François, a quien se conoció sobre todo como Cloclo, a secas.

En esta oportunidad, en Le Personnage te presentamos una semblanza de este artista que se propuso jamás pasar desapercibido por la escena gala.

PERSONNAGECOUCOU

Sobrevivió a los bombardeos nazis que acabaron con la ciudad egipcia en la que vivía de niño. Sobrevivió a la expulsión de Egipto con toda su familia y a las agresiones físicas de las que fueron blanco cuando el entonces presidente Nasser la tomó contra los extranjeros occidentales. Sobrevivió a la pobreza que le sobrevino luego de esta expulsión y que lo llevó a padecer de una úlcera, producto de pasar demasiado tiempo comiendo nada más que pan mojado en vinagre. Sobrevivió a un accidente de auto que le desfiguró el rostro. Sobrevivió a una bomba en un atentado del IRA (armada republicana irlandesa) que le costó perder un tímpano. Sobrevivió a un incendio. Sobrevivió a un intento de asesinato. Y, finalmente, murió el 11 de marzo de 1978, con solo 39 años, tomando un baño en su tina en París.   

Claude François ( Cloclo ) nació el 1ero de febrero de 1939. En Egipto, porque su padre controlaba el tráfico de la circulación marítima en el Canal de Suez. Su nombre de pila era Claude Antoine Marie François.

De joven se hizo percusionista. A los 19 años devino cantante y se inscribió en l’Académie national de musique donde, además de a cantar, aprendió a tocar clarinete, flauta, timbales, percusión y armonía. Llegó a ser un importantísimo cantante, bailarín y productor.

En 1961, con 21 años, llegó a París siguiendo el consejo de Brigitte Bardott y Sacha Distel.

En 1962 grabó su primer disco bajo el seudónimo de Kôkô con Discos Fontana y obtuvo su primer hit: “Belles ! Belles ! Belles !”, versión de un título de los Everly Brothers.

 

A partir de ahí, la suya fue una historia de éxitos en la que llegó a vender más de 60 millones de discos y pasó por distintos géneros: el yeyé, el pop, la variété française, el disco, la balada, la chanson française.

Sus historial amoroso fue tumultuoso. Primero, se casó bien joven, en 1960, con una bailarina que lo dejó por otro años más tarde. Luego, fue pareja de France Gall entre 1964 y 1967. Después, ese mismo 1967, se puso de novio con la cantante Annie Philippe y la modelo Isabelle Forêt. Con Forêt tuvo dos hijos (a quienes al principio hacía ocultar de sus fans) y permaneció hasta 1972. Más tarde, ese mismo año, se unió a la modelo Sofia Kiukkonen con quien estuvo hasta 1976. Unos meses después de este rompimiento comenzó una relación con la modelo Kathalyn Jones.

video-comment-france-gall-a-rompu-avec-claude-francois-une-histoire-qui-termine-mal

Unas notas en su diario personal que fueron reveladas en 2018 permiten explicar su idea de la pareja: “Soy hoy mucho más voluble de lo que fui nunca incluso que cuando era más joven, cuando yo era mucho más fiel. E incluso cuando soy fiel soy voluble porque soy fiel a mi manera. Es decir, que soy fiel con el espíritu pero no con el cuerpo”.

Habiendo superado la pobreza que lo arropó de niño y adolescente, para el final de su vida llegó a ser dueño de la revista Podium, de su propio sello disquero y de su propia línea de perfumes. Esto, además de ser un verdadero multiplicador de hits.

Sobre “Comme d’habitude”

La canción la compuso originalmente Jacques Revaux. El texto original venía en inglés y se llamaba “For Me”. Claude François lo reescribió junto con Gilles Thibaut, para lo que propuso centrar la letra en la rutina cotidiana de una pareja. Él venía sensiblemente afectado por la ruptura con France Gall. Sobre esa base del corazón roto de Cloclo, fue que Thibaut creó “Comme d’habitude”.  Jacques Revaux compuso la estrofa; Claude lo alargó y compuso el estribillo.

Luego, el papá de Paul Anka, de paseo por Francia, descubrió el hit.  Así que en diciembre de 1968 los autores franceses recibieron un telegrama del Anka hijo que les notificaba algo muy sencillo: que Frank Sinatra grabó la canción.

¿Cómo fue posible? Pues, Anka padre, en esa visita a París, se llevó un disco de Claude François en su valija. Luego, el hijo adquirió los derechos para su sello disquero estadounidense y meses más tarde escribió una versión diferente: la historia ya no era la de un corazón roto sino una suerte de mirada retrospectiva sobre la vida de un hombre que afirma, sobre los hechos que marcaron su existencia,  que todo lo hizo “a su manera”, por último presentó su adaptación a Sinatra y este la grabó de inmediato.

Vale decir que en 1968, David Bowie (por entonces en el comienzo de su carrera) solicitó escribir la versión inglesa. Propuso un texto titulado “Incluso un tonto aprende a amar”, pero, según su propio testimonio, la letra no tenía una calidad suficiente.

 

La muerte del ídolo

Por mucho tiempo se descreyó de la versión oficial de su muerte: que murió cambiando un foco de luz su tina. Entre otros rumores, se dijo que murió:  electrocutado por un vibrador; por una crisis cardíaca en plena relación sexual; durante una relación sexual con un travesti en el Bosque (parque) de Boulogne; por una sobredosis; por suicidio; por un asesinato ordenado por el Shad de Irán. También , claro, estaban los que aseguraban que no había muerto.

Sobre el origen de los rumores: en realidad no fue exactamente cambiando un foco de su tina pero la familia no se preocupó mucho por aclararlo. Entonces, Europe 1 transmitió así la noticia y así mismo la replicaron los demás medios.

Bertrand Tessier es el autor del libro La dernière nuit de Claude François. Él entrevistó a las que eran su pareja y su jefa de prensa en ese entonces. Ambas, que estuvieron en el departamento del artista ese día, relataron al periodista lo verdaderamente ocurrido.

003674893

Desde hacía varias semanas la lámpara de la sala de baño se inclinaba, se desajustaba. Todos los días, Claude la enderazaba sin darse cuenta de que los hilos eléctricos se iban desanudando hasta terminar completamente desanudados.

Cuando, a las 14.30 h del 11 de marzo de 1978, mientras tomaba su baño, intentó encuadrarla de nuevo los hilos eléctricos se tocaron. Su cuerpo hizo masa y el amperaje lo atravesó hasta las extremidades. Su entonces compañera intentó sacarlo de la tina, pero no pudo salvarlo.

El lunes precedente, un electricista había ido a la casa a reparar la lámpara, pero para entrar a la sala de baño debía pasar por la habitación del cantante. La asistente de Claude no se atrevió a despertarlo porque él pidió expresamente que no lo hicieran hasta antes de la 1 de la tarde.

Como reza el dicho francés: “El futuro pertenece decididamente a los que se levantan temprano”.

 

Un comentario sobre “Le personnage : Claude François aka Cloclo (lo que no sabías de)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s