Series francesas en Netflix | Plan Corazón presenta Plan Confiné.e.s, una crónica del confinamiento

Antes de que el gobierno francés, luego de haber optado por el desconfinamiento, debiera tomar nuevas medidas para atender una segunda ola de contagios por COVID-19 -que incluyeron el toque de queda y el cierre de librerías, por ejemplo, entre otros establecimientos- poco parecía indicar que en Francia la cuarentena sería tan larga.

El episodio especial de la serie francesa Plan Coeur (Plan Corazón) « Plan confiné.es.s » -que se estrenó en el mes de agosto- nació de una idea de la principal creadora de la serie, Noémie Saglio: “Me inspiré realmente en personas de mi entorno. En mí, primero. Adoro escribir sobre cosas que pasan a mi alrededor y me tocan. Quería encontrar todas las facetas de este período tan intenso”, explicó en una entrevista.

Es así como encontramos a Milou, Elsa y Charlotte -el trío de chicas que protagoniza este seriado- viviendo los inicios de sus confinamientos.

Aunque la idea de la primera era reunir a toda la troupe en la casa de su abuela en la campiña, distintas circunstancias personales acaban por hacer que cada quien permanezca separado del resto.

Milou comienza a tomarle el gusto y el pulso a la viralización en redes sociales -especialmente en Instagram-. A Elsa le quema la cabeza imaginar cómo puede ayudar al personal sanitario, así que acaba preparando pasteles. La paranoia, el miedo a un posible contagio se apodera de Charlotte, que llega incluso a beber alcohol en gel, hasta que encuentra un motivo para sumarse al combate: sus ‘Uber’ rosas brindarán viajes gratis a los trabajadores de la salud.

En medio de todo este tono de comedia, el episodio se da el justo permiso para añadir unas pocas gotas de reflexión y drama sobre la contundencia de la situación: lo vemos en el personaje del esposo de Milou (y hermano de Charlotte), que en algún punto se quiebra por la magnitud del contexto y la imposibilidad a la que se enfrentan él y sus colegas para contener los estragos de la epidemia y salvar a todos.

Claro que también se parodian las actividades que se hicieron comunes en la vida real: los ejercicios físicos en casa, las videoconferencias o videollamadas…

Como siempre, todo muy-muy en el mundo del programa: uno en el que los problemas económicos no tienen mucho lugar, todos son hermosos y París es una ciudad perfecta.


Somos Coucou Lola !, por Lola Mendoza: una periodista empedernidamente francófila.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s