Cine francés en Netflix | ‘El asesino de mi hija’ o la implacable odisea de un padre justiciero

Cuando en el último cuatrimestre del año 1982, en Francia, el contador francés André Bamberski, aún impactado por la tragedia, comenzó a dudar de las verdaderas circunstancias en las que ocurrió la prematura muerte de su hija de 14 años, Kalinka Bamberski -ocurrida en Alemania y, en inicio, catalogada como accidental-, no podía adivinar que sus dudas lo llevarían a un tortuoso viaje que se extendería a lo largo de tres décadas.  

Lo que sí podía asegurar desde el principio y mantener hasta el final con implacable empeño es que nunca dejaría de creer que lo de su hija fue un asesinato, que el autor fue el padrastro de Kalinka, el médico alemán Dieter Krombach, y que haría todo lo que estuviese -o no- a su alcance para probarlo y conseguir justicia.

La película francesa en Netflix L’assassin de ma fille logra resumir en 83 minutos los entresijos de esta historia, en formato documental.

El director francés Antoine Tassin logra hilar importantes testimonios que dan sustento a esta especie de crónica de la desesperación en la que vemos desfilar a varios personajes que, de una u otra forma, pueden describir no solo las situaciones, sino también el contexto sociocultural que pudo llegar hasta a infectar esta búsqueda de justicia.

Es así como se puede descubrir con horror que el sospechoso de los hechos podía permitirse hablar, justificarse y burlarse en televisión sobre uno de sus abusos cometidos, sin que esto le implicara algún problema, algún rechazo público. Claramente, se estaba muy lejos aún del #MeToo.

Se trata, entonces, de un recorrido desde un lugar personal -el del padre-, una mirada social -el del contexto de época-, un sentimiento colectivo -en el que participan algunas de las otras víctimas- y una reflexión moral -que puede justificar, o no, los actos desesperados de André Bamberski y sus aliados-.

Sobre esto último, cabe preguntarse: ¿estamos de acuerdo con los actos finales, fuera de la ley, de Bamberski? «Me convertí en el Quijote, luchando contra los molinos de viento», dice él mismo en un momento. «Es una especie de Jekyll», acusa en otro uno de los entrevistados.

Y, aunque al final no se ahonda mucho sobre este tema -quizás porque no era su punto central-, he aquí otro punto muy interesante por el que este documental exige un visionado atento y abierto:

¿Existe algo que no haríamos para hacer justicia por nuestros seres queridos? O, ¿por cuánto y hasta dónde mantendríamos nuestra lucha para ello?


El asesino de mi hija

L’assassin de ma fille

Antoine Tassin

Documental, 183 min

Francia, 2022

Disponible en Netflix


Somos Coucou Lola !, por Lola Mendoza, una comunicóloga empedernidamente francófila.

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales: Instagram @coucoulolaoficial; Facebook @coucoulolaoficial; Twitter @coucou_lola.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s